sábado, 4 de julio de 2009

UNA SOLUCION PARA HONDURAS

Publicado en El Panama America. Sabado 4 de julio de 2009.

ANALISIS
Una solución para Honduras

Juan B. McKay
DIRIGENTE CIVICO

Infortunadamente en la crisis desatada en el hermano país centroamericano, no habrá ganadores. Todos perdieron. Perdió la democracia y perdió el pueblo catracho.

Por un lado, un presidente constitucional que no sólo no atendió los llamados de atención que le hiciera el resto de quienes conforman el estado hondureño, por el otro los miembros de los Órganos Judicial y Legislativo que no supieron como manejar una situación que se les salía de las manos por segundo. En un lado diferente una entidad castrense que lastimosamente recibieron la peor parte, pues fueron la parte visible del incidente; y, finalmente, el pueblo hondureño como un todo, pues se vio inmerso en una disputa de poderes que poco le rinde beneficios al país de Morazán.

Encima de todo, una inoperante OEA volvió a demostrar su incapacidad y desconocimiento de las realidades de los mismos países que la conforman y que al igual que otros organismos regionales parecieran un caballo con orejeras; para ellos el gris no existe sino el blanco y el negro. Si se mantiene la imposición del retorno del Presidente Zelaya a Honduras como si nada hubiera pasado, estoy seguro que habrá sangre en las calles.

Dirigentes nacionales e internacionales que pensaron que podían sacar réditos políticos de la situación, salieron como dice el dicho “trasquilados”. No importa que suceda ahora mismo, todos perdimos. Hasta lo que no tenían mucho que perder…

Y ahora, ¿cómo se soluciona este impasse? Sin ser el gran experto que muchos analistas pretender ser, podría aportar lo que “viendo los toros desde la barrera” podría resultar un “empate técnico” para todos.

Al presidente José Manuel Zelaya (Mel para los hondureños) se le garantiza su seguro retorno y permanencia en el país, presenta a consideración del Congreso de Honduras su renuncia irrevocable, alegando que “aunque convencido que era lo mejor para el país, sus actuaciones previas al Golpe de Estado no tuvieron el impacto ni el resultado que el esperaba y por ende, despojándose de ambiciones personales y pensando sólo en el bienestar de Honduras, se desprende de su investidura como primer mandatario de los hondureños”. Se le rinden todos los honores de ex Presidente de la República.

El Presidente interino Roberto Michelletti, convoca a unas elecciones adelantadas, las cuales deberán celebrarse dentro de los próximos 60 días; renuncia al cargo de Presidente de la República y a su curul en el Congreso hondureño. Se designa un “presidente interino”.

El Órgano Judicial de Honduras retira todos los cargos que puedan existir en contra del Presidente Zelaya y se le concede una amnistía total y completa por cualquiera otro que pudiera surgir y que esté relacionado con la presente situación.

Quienes iban a participar de las elecciones programadas para noviembre ya estaban listos y hasta se les facilita las cosas, pues tendrán menos gastos en sus campañas. Quienes favorecen al Presidente Zelaya, deberán reconocer que la renuncia de su dirigente es por el bien del país. Quienes lo adversan no deberán cantar victoria, pues deberán prepararse para una campaña política donde los ánimos estarán bien caldeados y todos querrán tener los votos de la mayoría.

Hermanos, ayudemos a abrir las puertas de una rápida y efectiva solución a un problema que podría ensuciarnos a todos. No le echemos más leña al fuego.

jbmckay57@gmail.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Que viva el jazz!

Anoche tuve el privilegio de asistir al concierto del Panama Jazz Festival en el Ateneo de la Ciudad del Saber. Inicio por comentar que es ...