domingo, 12 de abril de 2015

¿Desbalanceado?

Cuando escribí mi primer artículo sobre cómo había visto la Cumbre de las Américas, dejé por fuera de adrede, algunos elementos que me pudieran servir de pilares para su secuela.

Por un lado no mencioné el foro de empresarios que agrupó a algunos de los empresarios más exitosos del continente. Me llamó la atención la respuesta que le diera Carlos Slim a la pregunta sobre cual era el secreto de su éxito y respondió cándidamente que la Familia. Es como que obvio, dado el hecho que la familia es la primera escuela y fue la educación la respuesta a la prioridad número 1 de la región. Ojalá los políticos de toda la región así lo entiendan.

Pocas veces vemos tantos millones juntos y me encantó verlos sin los guardaespaldas que por regla general los acompañan, traduciéndose esto en lo seguros que se sintieron en este istmo.

Otro elemento que casi no mencioné, fue la referencia casi “papagayista” que hicieron los mandatarios latinoamericanos, de su condena al decreto emitido por la Casa Blanca donde se declaraba a Venezuela como una amenaza de seguridad para los Estados Unidos y el cual sirvió de plataforma de distracción para la propia Venezuela. Si bien es cierto el decreto no ha sido derogado y sinceramente no creo que se derogue, la intención de este decreto más que declarar a Venezuela una amenaza era el mensaje que se enviaba al congelar fondos y cancelar visas a ciertos funcionarios del gobierno venezolano, allegados al presidente Maduro.

Un delegado de la Casa Blanca fue enviado con antelación a reunirse con el Palacio de Miraflores y a pesar que llevaba el mensaje expreso del presidente Obama sobre que Venezuela no era una amenaza, el real interés de Maduro es la liberación de los fondos, de otras maneras de nada sirvió todo el alboroto.

Raúl Castro era uno de los grandes protagonistas de la Cumbre. Y efectivamente, así lo fue. Su personalidad, muy diferente a la de su hermano, causó una buena sensación ante quienes lo vieron y escucharon. A pesar de ser un militar, vino vestido como debía ser, de civil. No se quejó a su llegada de la más de media hora que tuvo que esperar para bajarse de su avión, por la avería sufrida por el avión donde arribó el mandatario mexicano que lo antecedió.

Se mostró inteligente, cauteloso y hasta pausado en su hablar y en su actuar. Me llamó la atención que, a pesar de contar con la atención del mundo, no pretendió “robarse el show”, más bien me dio la impresión que no quería mostrarse demasiado. Inclusive, si se dieron cuenta ni siquiera asumió el papel de liderazgo de la izquierda regional, el cual hubiera sido lógico asumir.

Llamó la atención igualmente su no asistencia a todos los eventos protocolarios y ni siquiera en eventos afines a su ideología. Captó mi atención que a sus más de 80 años, no estaba tan lúcido como en otras ocasiones y varias veces se tuvo que apoyar en su canciller para ofrecer cifras y demás, pero eso sí, demostró que sigue siendo ducho en las matemáticas.

Un mandatario que ni se sintió fue el presidente de Nicaragua, líder revolucionario y que curiosamente, a pesar de profesar un gobierno de izquierda, está dirigiendo su país con un fuerte componente empresarial y ya puede presentar un crecimiento y prosperidad envidiable para algunos de sus antecesores. Curioso su silencio…

Para concluir de manera positiva, el foro empresarial ofreció grandes posibilidades, que deberán ser capitalizadas no solo por los gobiernos, sino por la sociedad civil, la que de verdad es civil y no la patrocinada por los propios gobiernos y por la juventud, siempre con el norte de ciudadanos mejores educados, más participativos y mucho más responsables.

Si le dejamos todo a los gobiernos, quien nos garantiza que no seguiremos viendo más de la mediocridad e ineficiencia que vimos en algunos de los discursos presidenciales, carentes de contenido real y llenos de resentimientos y complejos por lo que no se tiene.

Hay que proteger la libertad de expresión y algo muy importante, la libertad de prensa, tan mancillada en países como Ecuador. No debemos desfallecer en la protección de los derechos humanos, los cuales, junto a los valores cívicos, éticos y morales, son la base sobre la cual se deben cimentar nuestra sociedad.


Ahí está ahora nuestra misión. ¡Manos a la obra!

Mi balanza (Cumbre de las Américas - Panamá 2015)

Se acabó la Cumbre de las Américas y al igual que todo, habrá ganadores y perdedores, en muchos casos depende de quién lo diga o escriba. Por eso dependerá hacia qué lado se incline la balanza. Yo trataré de ser lo más neutral posible, aunque por mucho de lo sucedido me cueste.

A mi juicio el gran ganador fue Panamá, esa bella tierra que me vio nacer y de la cual me siento tan orgulloso. Como dijeron los mandatarios que nos visitaron, el gobierno y en especial el pueblo de Panamá, ganaron imagen, visibilidad, credibilidad y nos volvimos a proyectar como una tierra donde se hacen buenos “cocinados” y se promueve la paz. La exposición que conseguimos por unos cuantos millones, es inmensurable. Como dijo Caracol Televisión: ¡Panamá es América!

Ganó América, pues todos los países se pudieron sentar en una mesa a decir, lo que ellos mismos en varios casos, no permiten que se les diga en sus propios países. El sueño del libertador se cumplió y ¡de qué forma!
Otro ganador, a mi juicio fue el presidente de los Estados Unidos de América, quien se lució con una diplomacia poco tradicional para un estadounidense; aparte de conseguir acercar al coloso del norte a la región, recompuso su relación con su contraparte suramericana Brasil, quienes se habían distanciado por haber sido éstos último espiados por los primeros. Se reunió exitosamente con el grupo de países centroamericanos y con los del CARICOM. En fin, EEUU salió airoso como la potencia dominante de la región, el respeto y aprecio de muchos países, cosa que infortunadamente habían perdido gracias a las actitudes equivocadas de su antecesor.

Otro ganador, fue el presidente boliviano Evo Morales. Un hombre inteligente, que se supo manejar y que dijo y se proyectó como quiso. Un hombre convencido de su ideología y amigo de sus amigos. Me pareció una persona sincera y que cree en lo que dice. Se reunió con sus grupos afines ideológicamente y hasta 6 goles le metió a sus “compañeros” en el juego amistoso de fútbol en que participó; interesantemente, fue de los pocos dirigentes que visitó el canal y hasta abrió compuertas.

Tanto la primera ministra de Jamaica, el presidente de Perú, así como el de Uruguay, pronunciaron discursos valientes y que marcaron territorio. Se destacaron de la mayoría.

El presidente de Colombia formuló, a mi juicio, una de las principales propuestas de la cumbre, siendo esta, la creación de la Red Interamericana de la Educación. El apoyo unánime que recibió para el proceso de paz fue solo superado por la reconciliación cubano-norteamericano. Esto no debe haberle gustado a un pequeño sector que lo adversa en su propio país. Si no hubiera sido porque al principio parecía un “yo-yo” tirándose el mismo flores, hubiera sido uno de los mejores discursos de las plenarias.

Del lado de los perdedores hay igualmente varios mandatarios y aquí es donde trataré que no se me salga el cobre, pues mi historia y trayectoria de democracia y valores está luchando contra la objetividad, integridad y responsabilidad que me obliga este escrito.

Hay que iniciar por la presidenta de Argentina. No sé si alguien le entendió algo de lo que dijo, pues parecía una manda de santo en procesión de Portobelo (dos pasos para adelante y uno para atrás). Llegó tarde, se bajo del avión entrada la noche con unos lentes oscuros que quien la veía podría pensar que estaba llegando a una playa al mediodía, pero bueno.

Otro perdedor fue el presidente de Ecuador. Cómo puede un dirigente vanagloriarse de no permitir la libertad de expresión porque lo que dicen los medios opositores no le complace. Trató de dar clases de historia, sin embargo no le fue tan bien.

Y el gran perdedor fue definitivamente el presidente Maduro de Venezuela. No solo vino con el ánimo de “robarse el show”, sino que creo que, sinceramente, pensó que le podría robar protagonismo al encuentro Castro-Obama. El repudio de su propio pueblo se hizo eco en toda América, con el “cacerolazo” que le propinaron venezolanos y panameños que de esa manera manifestaban su repudio a un gobierno ilegítimo e impopular. Inmiscuirse en los asuntos internos, apropiándose de funciones del gobierno  panameño para luego criticar la intromisión en el suyo, tampoco le quedó bien. Y la tapa del coco es que el presidente Obama no le dedicó más de 10 minutos en un pasillo, a pesar de todo lo que vociferó.

¿Ustedes se imaginan lo elegante y con talla de estadista con que hubiera quedado, si en lugar de haberse puesto a gritar boberías en la plenaria, hubiera anunciado la liberación de todos los detenidos por razones políticas que están en las cárceles de esa querida Venezuela?

Perdedores, los canales de televisión locales. De verdad que, con raras excepciones, daban vergüenza. Desde sus directores para abajo. Me cuesta entender como la salida de un avión (no importa quien vaya a bordo) sea más importante que el discurso de un mandatario. Algunos de los reporteros se proyectaron como improvisados y con una falta de cultura impresionante. Tienen mucho que trabajar.

Agrego un comentario sobre el incidente con el camarógrafo de un canal de tv; cuando trabajábamos para las grandes cadenas internacionales en situaciones más complicadas y peligrosas que las que se viven ahora, detrás de nuestros carnets de identificación decía claramente, que nos comprometíamos a cumplir las leyes y disposiciones que establecieran las autoridades. Lo demás queda para la imaginación.

Una lástima que un grupito de personas hayan tratado de deslucir el Foro de la Sociedad Civil haciendo exactamente, lo que tanto su propio gobierno ha criticado por tantos años, la exclusión. El trabajo de la sociedad civil panameña es digno de aplaudir.

Para resumir, felicito al presidente Varela que se proyectó de una manera espectacular, balanceado y con talla de estadista. Igualmente a la vicepresidenta De ST. Malo, quien supo guardar su lugar y quien con sus intervenciones en los foros demostró el valor que tiene. Nuestro ministro de seguridad logró que, salvo un par de incidentes, la ciudad mantuviera una envidiable calma y seguridad. El ministro de turismo tiene ahora una gran labor por delante para capitalizar en todo lo bueno que se dejó ver.

Panamá lució sus mejores galas no hay dudas. Felicito al pueblo panameño que supo guardar su compostura y su mejor comportamiento. Le dijimos al mundo que somos un pueblo de paz, que nos gustan los buenos negocios y sus visitas a esta bella tierra que unió al continente y que hoy se proyecta como líder de crecimiento.

Nos toca ahora velar por que se cumplan los acuerdos de la cumbre y muy en especial el fortalecimiento de la sociedad civil y el de la mejor inversión que pueden hacer los pueblos: La Educación, denominador común de todos los foros realizados.


Como dice la canción: ¡Y que Viva, Viva Panamá!

sábado, 11 de abril de 2015

Antes que se acabe la Cumbre de las Américas...

Comparto con ustedes mi opinión, después de haber visto la conferencia de prensa de Obama en su 
idioma original (para no perderme el "sabor" de sus expresiones ni su expresión corporal). 

Inicio diciendo que veo a un Obama cansado, pero satisfecho. Creo, que la política de EEUU para esta Cumbre era, recortar el espacio que se había creado entre L.A. y los EEUU, convertirse en la "potencia líder" de la región, conseguir aliados, recuperar amigos. 

Dicho esto, considero una realidad que George Bush hijo alejó a Los estados Unidos de América de la región y en su primer período Obama no hizo mucho para cambiar esa política. 

Puedo equivocarme, pero por primera vez en muuuuuchos años veo a una diplomacia gringa en verdadero y efectivo funcionamiento.

Obama se reunió con Caricom antes de venir acá y algo de buenos resultados obtuvo. Simultáneamente mandó a un emisario a reunirse con Maduro, lo cual sumado a las últimas declaraciones, desarmó la estrategia agresiva que traían los países del Alba. 

Recobró a Brasil como país amigo y su presidenta Dilma anunció que visitará Washington en junio, luego de haberse distanciado cuando se filtró que EEUU había espiado a las autoridades brasileñas.  

El presidente Obama re estableció una gran huella en la región. Interesante que apoyó firmemente a la sociedad civil de una manera abierta, cosa que otros países por el contrario rechazaron; se reunió con los grupos cubanos disidentes que habían sido atacados mientras estaban en Panamá y ofreció cooperación para intercambio de jóvenes estudiantes y se metió hasta con el cambio climático, cosa que no había figurado mucho en la agenda.  

Se que mis amigos gringos que respaldan al partido republicano no estarán de acuerdo conmigo, pero Barack Obama demostró ser un estadista, lo cual lo coloca a cuadras de distancia de su predecesor. Ojalá el congreso norteamericano pueda erguirse sobre las políticas partidistas y consoliden ese gran legado que debería beneficiar a todo el continente.

Para concluir, me quito el sombrero por el juego de ajedrez de éste presidente gringo!

viernes, 10 de abril de 2015

¿Hasta cuando con esta estafa?

Hace un ratito recibí una llamada de un call center de C&W Móvil, por una reclamo que 

había puesto ayer, pues mis estados de cuenta del servicio Más Móvil Panamá del cual soy 

fundador, me aparecen unos cargos por mensajes de texto premium, los cuales tengo 

bloqueados desde el año pasado, pues esta gente te hace cargo que tu no has autorizado y 

recurrí a esta solución (me tocó hablar con uno de los VP´s de C&WP) desde el año 

pasado. 


La señora que me llamó, aparte que es la única que sabe, me interrumpía cuando trataba de 

explicarle mi posición, al final no le importó que le dijera que iba a reportarlos a la Autoridad 

de los Servicios Públicos (ASEP) y que podía hablar con quien yo quisiera.




Que decepción por una compañía con la que, hasta hoy, me sentía por lo menos agradado. 

Me tocará seguir quejándome y peleando por mis derechos, pues NO HE AUTORIZADO 

cargo alguno para recibir ningún tipo de mensaje y no estoy dispuesto a ser estafado o 

regalarle plata a nadie!

Y vino el Papa...

Nota escrita el pasado 27 de enero de 2019 Hoy tuve el privilegio de asistir a la Misa de Envío que  Pontifex_es  presi...