lunes, 9 de junio de 2014

Se viene el Mundial, ¿ya pensaron qué hacer en la oficina?

Por considerarlo del interés general, comparto este artículo aparecido en la revista Estrategia y Negocios.




En esta columna, Julian Irigoin, profesor del área Comportamiento Humano en la Organización del IAE, señala que muchos directivos ven a este evento deportivo como un problema, en en vez de una oportunidad. Destaca que las compañías deben anticiparse y sugiere una serie de "pasos a seguir".

Por: Julian Irigoin
Salvo una tercera guerra mundial, sucederá invariablemente cada cuatro años. Sin embargo las empresas rara vez tienen estipuladas políticas sobre qué hacer o no hacer durante los campeonatos mundiales de fútbol. Muchas veces toman la decisión demasiado tarde.

No son pocos los directivos que suelen ver este tema como un problema, en vez de una oportunidad.

Es un momento ideal para generar vínculos entre la empresa y su gente, para hacer la compañía más horizontal, para acercar distancias entre directivos y empleados (lo cual en el futuro puede favorecer la comunicación), o para demostrar que se entiende lo que las personas quieren y valoran.

Un momento ideal para generar identidad y sentido de pertenencia y para ayudar al sentimiento de equipo, compartiendo distintas áreas y jerarquías un momento caro para la mayoría de las personas.
Difícilmente, si la opción elegida fue ver los partidos de la selección nacional en la oficina, las personas olviden el abrazo entre los directores, gerentes, jefes, empleados y operarios.

Sin embargo, he conocido directivos que con gesto adusto, cierto desprecio y poca estatura, ven una oportunidad para demostrar la importancia del trabajo. La realidad suele torcerles el brazo, ya que los partidos siempre se terminan viendo, de una u otra manera.

Hay muchas otras maneras más efectivas de demostrar la importancia del esfuerzo y del trabajo bien hecho que bloquear Internet para que no se sigan los partidos. Cada cual tiene derecho de intentar moldear a su gusto la cultura de una empresa. Pero si uno sabe que tiene que pagar ese precio, ¿cual es la ventaja de hacerlo a regañadientes?

Independientemente de la decisión que tomen, las empresas deben anticiparse.

Los pasos a seguir que recomendaría son:

a) Mirar el fixture. Si la selección nacional clasifica, analizar en qué días se darán los octavos de final y semifinales, para ver si coinciden con horarios de oficina.

b) Tenga en cuenta los mundiales anteriores. Aún cuando esté frente a una oportunidad de cambiar lo que se haya hecho en otras oportunidades, es recomendable tener esa información adicional que permitirá evaluar el impacto de la decisión que tome.

c) Decidir sobre los partidos de la selección nacional.
a. Se permite verlos en la empresa/oficina
i. El partido de la Fase I es una oportunidad de un almuerzo conjunto o por área, según la empresa y sus instalaciones.
ii. Frente a los partidos que se jueguen a las 17 hay que dejar bien en claro, con tiempo, si se permitirá que salgan antes, y a qué hora. De lo contrario, pastelitos y tortas fritas pueden agregar clima de entusiasmo.
b. No se permite verlos
i. Dejar en claro si se permite escucharlos por radio/internet
ii. Prepararse para intentar explicar las razones y neutralizar los malos humores
c. Se permite verlos fuera de la oficina
i. En este caso fijar el horario de entrada/salida en cada caso, comunicándolo con tiempo y haciéndolo cumplir (independientemente de las distancias a sus casas)

d) Decidir sobre otros partidos de otras selecciones. 

Lo mejor en estos casos es poner reglas claras. Si pueden escucharlos por radio, o no pueden seguirlos por Internet, o sí pueden verlos en el televisor prendido en el comedor si su trabajo se los permite, sí verlos al mediodía en el horario de almuerzo, etc. Lo que sea, pero que quede bien claro para no generar resentimientos o conflictos donde no debería haberlos.

e) Comunicar las decisiones.

Otras consideraciones

El lugar: que no se le vuelva en contra. Si tomó la decisión de permitir que la gente vea los partidos en su empresa, que pueda hacerlo. No ponga un televisor de 15'' para 50 personas. Los cañones para presentaciones son una opción. Garantice comodidad para verlos teniendo suficientes sillas y no improvise.

Las guardias: muchas tareas son imposibles de desatender. Delegue en cada área la responsabilidad de esas guardias y que sean realmente mínimas. Procure detectar voluntarios (muchas veces los hay).

Banderas: no es mala idea decorar la sala o los lugares donde compartirán el partido, o repartir banderas o gorros que pueden tener el nombre de la empresa ligado al mundial.

Sistemas: hable con su Responsable de Sistemas en función de las decisiones que haya tomado en relación a internet/intranet.

Resultados: Si se maneja por resultados, confíe en que su gente va a manejar bien sus tiempos.

Si alguien logra buenos resultados pese a que vio el partido inaugural de Brasil, en buena hora.

Tal vez pueda subir la vara al fijar los próximos objetivos!! Sino los cumple, da lo mismo que haya estado viendo el partido que hablando por teléfono en susurros con su novia o mostrando en Facebook la vida de película que lleva. No cumplió sus objetivos.

Mi recomendación final es que se anticípese y aproveche esta oportunidad para estar cerca de su gente, mejorando el clima de su organización.

Artículo publicado originalmente en iProfesional

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Ya le pasó la “goma política”?

Muchos están aún pasando la goma o resaca política. En toda contienda electoral siempre hay ganadores y los no ganadores.   Aunque, para...