miércoles, 9 de julio de 2014

Cuando Las Cosas No Van Como Quisiéramos

Por: Julián P. Palacio O.

El mundo ha tenido estos días muchas noticias; localmente el decreto de la regulación de precios de emergencia está teniendo varias situaciones que han afectado su efectividad; la situación en Israel y Palestina se ha tornado muy pesada y hay riesgos de que pueda empeorar tomando niveles internacionales; y lo más sonado el día de ayer: la grave derrota que tuvo Brasil en el mundial de fútbol 2014.

Cuando las cosas no van como quisiéramos todas las personas podemos tener distintas reacciones; esto pasa en todos lados, a toda hora; eso es parte de la vida y nadie debe realmente sentirse apenado por lo ocurrido.

Voy a centrarme en el resultado del juego para poder aplicar los ejemplos a la vida; ya había pasado con el equipo de España, muchas personas que daban alma, vida y corazón por España después andaban diciendo: “Yo sabía que los iban a eliminar de una vez”.

Ahora pasó lo mismo, muchas personas en medio de la dificultad del equipo que decían ‘ir hasta la muerte’ han negado su apoyo al mismo. Así mismo pasa con algunas personas en la vida; se ‘quitan la camiseta’ en medio de la dificultad; ¿Cuántas veces no hemos visto a parejas que en medio de una dificultad en su matrimonio, ni siquiera problemas entre ellos sino por situaciones externas se ‘quitan la camiseta’ y deciden renunciar al equipo?

Pasa también cuando al alguien le falla un plan; deciden demasiado rápido renunciar a su meta y buscan otro rumbo. Quiero mostrar mi admiración a todos los que han dicho que fueron, son y seguirán siendo fanáticos de ese equipo que ahora está caído y es víctima de burlas; muy seguramente este equipo se volverá a levantar y volver a brillar como es su tradición.

Cuando las cosas no van como quisiéramos mucha gente comienza buscando culpables a la situación; que si no estaba Neymar, si faltó Ronaldinho, Robinho o Kaká; que si fue culpa de Chiquidrácula; que si el clima y demás. Aquí entra un cliché muy usado en el fútbol: Cuando ganan, gana el equipo; cuando pierden, pierde el técnico. Me tocó ver tanto a jugadores y al técnico y todos aceptaron su propia responsabilidad por lo ocurrido.

Así mismo en la vida cada uno de nosotros debe aceptar su responsabilidad por las desavenencias que pueda tener en la vida; es cierto que hay factores externos, pero cada uno de nosotros debe tener presente que son las cosas que están bajo nuestro control las que nos asegurarán el triunfo en nuestros planes.

Cuando las cosas no van como quisiéramos es donde nuestra fe se pone a prueba; muchos retan y hasta le reprochan a Dios por la situación sin saber incluso que estas pruebas lo que hacen es hacernos crecer como personas y como creyentes en el ser supremo. Quiero tomar el ejemplo del juego de ayer; David Luiz uno de los actuales emblemáticos jugadores de Brasil al terminar el juego lo primero que hizo en la mitad de la cancha fue postrar sus rodillas en el suelo y elevar una oración a Dios. Muy seguramente dentro de su corazón existía la tristeza, la rabia, la frustración, el dolor y todos los sentimientos que pueden ocurrir cuando las cosas no van como quisiéramos, pero él lo puso todo ante Dios y luego entonces se paró a enfrentar la situación. Esto le ha dado a este joven un reconocimiento mundial, posiblemente más grande que haber levantado la copa por el sexto campeonato de Brasil que no podrán hacerlo en este mundial.

Así mismo; cuando la dificultad se nos presente, presentémosle nosotros a Dios a esa dificultad; esta es la más clara forma de slair adelante puede debemos recordar esa frase que dice: “Dios y yo: Mayoría absoluta”.

Entonces, tomemos la lección presentada por este acontecimiento de ayer; hago constar que personalmente yo le voy a Alemania desde hace muchos años, pero tengo que respetar al rival y reconocer las cosas buenas que nos enseñan en cada una de las situaciones de la vida.

Que disfruten hoy su día…

Si te gustó este post dale like y compártelo con tus amigos.

Para más notas, escritos y consejos visitar:
http://www.facebook.com/ActitudTriunfadoraYConstructiva
Twitter: Actitud triunfadora

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¡Que viva el jazz!

Anoche tuve el privilegio de asistir al concierto del Panama Jazz Festival en el Ateneo de la Ciudad del Saber. Inicio por comentar que es ...