domingo, 24 de febrero de 2013

¿Qué está pasando en Venezuela?


Me había abstenido de hacer algún tipo de comentarios con respecto al estado de salud del Presidente Electo de Venezuela Hugo R. Chávez F., pues es muy difícil emitir una opinión cuando hay tanto desconocimiento.

Como la ausencia de información se mantiene (al menos la oficial), voy a atreverme emitir algunos conceptos basados en mi experiencia profesional y de vida. 

Soy un convencido que Hugo Chávez salió de Venezuela hacia Cuba con más aprehensiones que esperanzas; Chávez en un hombre astuto e inteligente, con gran carisma y de mucha proyección comunicacional, cosa que lo diferencia de otros líderes de su país y del resto del continente.

Hasta aquí comento basado en hechos y noticias. ¿Qué pasó en Cuba? no mucha gente lo sabe a ciencia cierta. De allí se inician las especulaciones.

La realidad es que otros “amigos” y familiares del mal llamado Comandante Presidente, no lo pudieron ver en La Habana por su estado delicado y si lo vieron hacían comentarios que se prestaban a la incredulidad. Sin embargo se reunió por horas con su vicepresidente y firmaba decretos y demás.

Creo que más por la presión pública que por su estado físico, se anuncia el retorno de Chávez a Caracas; una enfermera declara que lo vio entrar al hospital de pies y fuerte. Sin embargo a los pocos días, se le niega al Presidente de Bolivia Evo Morales el poderlo ver.

Horas más tarde se habla que Chávez está gobernando (a pesar de no ser el presidente en funciones, pues no ha tomado posesión) y que da instrucciones, pero a las pocas horas se anuncia que esta entubado y que respira dificultosamente, pero sigue dando instrucciones, ahora supuestamente por escrito.
Estas últimas acciones me las va a tener que explicar un médico “intensivista”, pues me cuesta entenderlo…
El manejo comunicacional de la situación en Venezuela ha sido manejado de una manera que deja mucho que desear y pareciera que está siendo dirigida por personas más políticas que profesionales de la comunicación (aunque esto es un mal endémico en gran parte de nuestro continente).

Por las redes sociales se hacen anuncios que luego salen funcionarios públicos a desmentir o a aceptar parcialmente. Pero se sigue insistiendo en no comunicar, como un método comunicacional.
Mi experiencia profesional entonces me sugiere algunas alternativas: 
  •            Hugo Chávez no está vivo y están tratando de ver cómo se maneja la situación políticamente.
  •         Hugo Chávez no ha muerto pero su condición física no le permite (y podría no permitirle)   asumir constitucionalmente su puesto.
  •         Ante la incertidumbre de la condición física de Hugo Chávez, se está planificando una estrategia de como “compartir” de la manera menos traumática al pueblo venezolano, el futuro del Presidente Electo y del país.


Hay una realidad, la mayoría de los venezolanos votó por la relección de Chávez. Sin embargo, como pasa en todas las elecciones, una considerable cantidad de esos electores votaron por las “cosas” que les metieron en el bolsillo o sencillamente por el desconocimiento de política y de bienestar a futuro, del cual padecen la mayoría de  nuestros pueblos latinoamericanos.

El rival de Chávez en las pasadas elecciones, Capriles, no me ha demostrado ser el líder que podría aglutinar a la oposición y no existe una luz o un norte a seguir. El vicepresidente Maduro, no ha demostrado mayor conocimiento que el que pudiera haber adquirido a la sombra de Chávez y de su experiencia sindical, pero de administración y de dirección de estado, nada.

Me inclino a pensar que Chávez no está ni estará en capacidad de asumir la presidencia de la República Bolivariana de Venezuela y por ende se debe cumplir lo que la propia constitución indica. 
Lo más preocupante, es que aunque las elecciones fueran prístinas y se anunciara el resultado real, el mismo sería muy apretado hacia cualquiera de los bandos y al ganador en caso de ser de la oposición, le tocaría gobernar con una asamblea en contra, una corte suprema en contra y con un aparato de gobierno con el cual le costaría mucho hacer un gobierno efectivo.

Por ahora, al gobierno de Venezuela debería contratar a una compañía profesional de comunicaciones que los oriente por un lado den el manejo de crisis y por otro lado sobre la proyección política de sus dirigentes y del estado como un todo. De lo contrario, ese querido país camina a pasos agigantados a una confrontación en las calles que solo beneficiará a quienes quieren “pescar en río revuelto” pero perjudicará a las grandes mayorías.

Al menos así lo veo Yo…

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Ya le pasó la “goma política”?

Muchos están aún pasando la goma o resaca política. En toda contienda electoral siempre hay ganadores y los no ganadores.   Aunque, para...