miércoles, 1 de abril de 2009

¿Y tú, que vas a hacer?

Tomado de El Panamá América. Panamá, 9 de marzo de 2009.

Los panameños, como de costumbre, estamos convencidos que “la crisis” no tiene nada que ver con nosotros. Claro, los medios están diciendo que Panamá es uno de los tres países que tendrán un crecimiento significativo (China y Perú son los otros dos).

Mientras que en los grandes países se ha reducido el gasto personal, el envío de remesas, las ventas y se busca la forma de reactivar el crédito para que haya consumo y por ende el dinero empiece nuevamente a circular, en Panamá, seguimos gastando como si la plata no se nos va a acabar nunca.

Total estamos en campaña política y por ende hay un buen chivo expiatorio para todo: ¡“el gobierno”! No importa que tengamos un buen crecimiento, que las industrias hayan crecido, que tengamos una zona libre robusta, que a pesar de la “crisis mundial”, en Panamá el desarrollo inmobiliario sólo se haya desacelerado y no estancado como en otros países.

Eso es lo de menos, en Panamá la culpa de todo la tiene el gobierno. No queremos darnos cuenta del gran país que tenemos y que somos el espejo en el que les gustaría mirarse muchos de nuestros vecinos.

A finales de mayo de 2004, recién finalizada la contienda electoral anterior, escribí un artículo que denominé “Mitos y Realidades”, del cual hoy extraigo sus últimos dos párrafos:

…No podemos llenarnos la boca reclamando “cero corrupción” por un lado y practicar exactamente lo contrario por el otro. No es justo pedir que el gobierno no promueva la corrupción, cuando ofrecemos coimas para obtener negocios y prebendas, nos “brincamos” las filas, no pagamos las multas y les decimos a nuestros hijos que digan que nos nieguen cuando estamos en la casa para evitar conversar con algún cobrador.

Panamá es de todos y todos tenemos la responsabilidad de ayudar a los nuevos gobernantes a lograr reducir el desempleo, mejorar la seguridad y lograr que nuestros hijos y nietos vivan en un país donde la corrupción sea un triste recuerdo de un Panamá que se fue y que nunca más regresará. Sinceramente en ésa misión Yo siempre estaré al frente, promoviendo que todos como un gran pueblo que somos logremos entrar a esa “Patria Nueva” que anhelamos.

¿Cuántos de verdad contribuimos a mejorar a nuestro país? Cuantos asumimos algún tipo de responsabilidad por cumplir metas, que no pueden ser de ningún gobierno o partido en particular, deben ser de todos! Ahora, es muy tarde para lamentarse. No para quienes no hacen nada por cuatro años y ahora se convierten en “sabios”, dictando cátedra de lo que se debió o no se debió hacer.

Si lavamos nuestro vehículo todas las semana en un lugar donde el nuestro es uno mas, pues dos veces al mes, pídanle al señor que lava el carro de a pié, que les lave el suyo; si lustran sus propios zapatos, de ahora en adelante visiten al limpiabotas mas cercano para que lo haga.

Si ustedes son de los que hacen las cosas dentro de sus residencias para “ahorrase unos centavos”, contraten a un “todero” para que haga esas reparaciones necesarias. Hagamos lo mismo con la hierba del jardín, el mantenimiento de las flores, el que sirve los tragos, etc.

Si lo ponen en práctica los que mas tienen, contribuirán a que haya circulante, a lo mejor se creen nuevas pymes y le demos una oportunidad a nuestro país.

Pero hay que empezar ya. No nos sentemos a esperar cuatro años más para volver a quejarnos (somos expertos en eso). El país es de todos y todos tenemos una responsabilidad para con las nuevas generaciones. ¡Asúmanla!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

¿Ya le pasó la “goma política”?

Muchos están aún pasando la goma o resaca política. En toda contienda electoral siempre hay ganadores y los no ganadores.   Aunque, para...