lunes, 20 de mayo de 2013

¿Se puede resolver el sistema de transporte público en Panamá?

http://www.laestrella.com.pa/online/impreso/2013/05/20/se-puede-resolver-el-sistema-de-transporte-publico-en-panama.asp



JUAN B. MCKAY A.
 
¿Se puede resolver el sistema de transporte público en Panamá?
2013-05-20 — 12:00:00 AM — H ace algún tiempo en un programa de comentarios por TV, vi cómo el diputado Varela corregía a un alto funcionario de la administración actual, al comentar que el proyecto de la reformación del servicio de transporte, lo había realizado el gobierno anterior, pero se lo habían dejado al actual para su implementación.

Esto significaría que dos administraciones no han podido lograr que dejemos de hablar de los infames y mal recordados ‘diablos rojos’, que otrora serpenteaban por nuestra ciudad capital.

Analizando la situación desde afuera, pues confieso que no soy usuario del sistema actual (en mi juventud utilicé desde las chivitas de Balboa-Río Abajo, pasando los CUSA y los bien llamados diablos rojos), debo señalar que éste tipo de sistema público de transporte masivo de pasajeros, sin importar el lugar donde se haya implementado, funciona solo en carriles privativos para ellos.

En la Ciudad de Panamá podemos acusarnos y/o excusarnos, como mejor nos parezca, pero la realidad es que el sistema no ha funcionado, no funciona y no va a funcionar, con o sin Metro.

Veamos mis razones para ser tan pesimista: Aunque mañana empezaran a funcionar todas las ampliaciones, puentes elevados, calles y todo lo que en la ciudad en éste momento no funciona, hay tal cantidad de carros en la calle, que los tranques se aliviarán, pero no creo que se logre los 20-25 km/hora que requiere el servicio (como pensó el consorcio colombiano que lo opera). Si somos honestos y reconocemos que es un gran logro a nivel regional, la línea 1 del Metro, ayudará, pero en la práctica tampoco resolverá el problema del congestionamiento vehicular que se sufre en Panamá. Cuando se termine la línea 2, digo yo que por allá por el año 2016 o 2017, siempre y cuando se siga manejando con la eficiencia y el profesionalismo que lo ha venido haciendo el grupo del Ing. Roy, entonces podremos ver un real alivio al problema.

Por otro lado, si hacemos como ha sugerido la gente que sufre (reemplacé la palabra usa por sufre) el servicio diariamente, de incrementar el número de buses, aunque pareciera ser lógico, tampoco resuelve el problema, más bien lo empeora, pues al haber más buses en la calle, más tranques se provoca.

Otra alternativa es que los usuarios sufran, lloren y pataleen hasta el otro año y dejarle el problema al siguiente gobierno (cosa que tradicionalmente se hace con frecuencia). Infortunadamente el próximo gobierno no tiene una varita mágica que puede resolver el ‘tejemeneje’ o ‘arroz con mango’ que se ha formado.

La realidad es que al final de cuentas, con la mejor buena intención, el nuevo sistema reemplaza unos conductores irresponsables (que me disculpen los que no son) al volante de unos diablos rojos, por los mismos conductores irresponsables al volante de unos metrobuses. Estos siguen haciendo lo que se les viene en gana, cuando se les viene en gana y donde se les viene en gana.

Mi sugerencia (nuevamente desde afuera de la barrera), sería sacar los metrobuses de lo que no sean vías principales. De hecho, sinceramente, no caben en las angostas calles de nuestras barriadas.

Licitar el servicio de ‘alimentadores’ que funcionarían con buses similares pero más angostos y más cortos. Estos se encargarían de recorrer las calles de los barrios y ‘entregarían’ a sus pasajeros en medianas y grandes terminales cerradas y con aire acondicionado, para que éstos, sin tener que utilizar de nuevo su tarjeta, puedan abordar los metrobuses.

Las ‘chutras’ que se han estado construyendo y que han querido denominar ‘zonas pagas’ no son ni cumplen con ese propósito. Deben construirse paradas especiales para los metrobuses (como funcionan en Curitiva, Bogotá, Santiago, Sao Paolo, etc.) donde la gente ha pasado su tarjeta con anterioridad y solo tienen que subir o bajar del bus, sin demorar al que viene detrás.

Con lo arriba expuesto, no sugiero que la propuesta no vaya a costar, pero sinceramente si los operadores actuales no han podido y no estamos seguros que podrán cumplir con su parte del contrato (por ganárselo sacrificaron la calidad del servicio que deberían ofrecer), el Estado (fíjense que no pongo el gobierno) no ha logrado encontrar una solución factible y los usuarios siguen padeciendo el uso de un servicio mediocre, ineficiente e inseguro, la solución sería tratar de empezar no de ‘0’, pero sí echar un ‘paso pa’tras’ y enmendar lo que no se ha hecho bien, para que la gente pueda decir, que al igual que nuestro canal, se sienten orgullosos y satisfechos de nuestro servicio de transporte público.

Un eficiente servicio de transporte público, reduce la utilización masiva de vehículos privados y por ende los tranques y la contaminación. Trabajemos en favor de una mejor ciudad y de una mejor calidad de vida.

COMUNICADOR. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú, ¿de donde eres?

Corría el año 1989, cientos de panameños habíamos emigrado, algunos por razones políticas, otros por razones económicas y otros escapand...