sábado, 5 de junio de 2010

MUCHO MAS QUE UN PAR DE NALGAS…

Publicado en La Estrella de Panamá el viernes 28 de mayo.

Mucho es lo que se ha especulado sobre los candidatos para ser el sucesor de Álvaro Uribe Vélez en Colombia. En ésa bella nación suramericana, la política, despierta las mas encumbradas y álgidas pasiones. En lo personal, se me ha cuestionado por opinar sobre mis preferencias personales (que evidentemente no tienen validez electoral alguna por no poder votar allá) y hasta buenos amigos se han resentido por mis opiniones, cosa que sinceramente me causa pesar.

Los mas de 20 años de relación con la que considero mi segunda patria, me autocalifican para opinar sobre cualquier tema que se relacione con ésa tierra que el libertador Bolívar tanto amó.

A pesar que en la papeleta de votación del próximo domingo 30 de mayo aparecerán 9 candidatos, las encuestas limitan la contienda a dos que deberán pasar a segunda vuelta. Éstas encuestas reflejan una polarización de las fuerzas y un virtual “empate técnico”.

La realidad es que, los colombianos deberán escoger entre un ex ministro que ha mentido en varias ocasiones, que según el diario El Tiempo podría invitar a un ex guerrillero del M-19 a ser su ministro de defensa y a quien “off the record” se le achaca el haber ordenado asesinatos de jóvenes, para justificar labores militares en ciertas áreas.

Al otro candidato, el ex alcalde de Bogotá Antanas Mockus, le achacan que sufre de Parkinson, que es amigo de las FARC, que no cree en Dios, que enseñó sus glúteos frente a un auditorio universitario, de ser amigo de Chávez y en fin de cuanta cosa se pueden imaginar. Casi todas las “acusaciones” han sido desde entonces desmentidas o justificadas, hasta por el propio Cardenal Rubiano.

A Mockus lo acompaña como fórmula vice presidencial el ex alcalde de Medellín, Sergio Fajardo, el mismo que la convirtió en una ciudad segura, mas linda que lo que siempre ha sido y otro hombre de bien. A ninguno de los dos jamás los han acusado de no ser honestos u honrados, ni de mal gobierno, ni de nepotismo, ni de acto de corrupción alguno.

No es esto lo que todos anhelamos de un gobernante? Es tan malo decir la verdad?

No soy Walter Mercado, pero pronostico que de salir electo éste hijo de inmigrantes lituanos, le auguro 4 muy buenos años a Colombia de la mano de un matemático y filósofo, que estoy seguro sabrá poner a sus “malos vecinos” en el lugar donde deben estar, fortalecerá las relaciones que deba fortalecer y le reiterará la confianza a todo un pueblo de gente buena y trabajadora, que quiere “echar pa´lante”.

El himno nacional de Colombia dice:
Centauros indomables
descienden a los llanos,
y empieza a presentirse
de la epopeya el fin.

Que Mockus y Fajardo se conviertan en ésos Centauros Indomables que Rafael Núñez inmortalizó y que la mano firme de Uribe les sirva de inspiración para continuar la lucha contra esa partida de cobardes y sinvergüenzas que pretenden desangrar a Colombia y manchar a toda la humanidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Y tú, ¿de donde eres?

Corría el año 1989, cientos de panameños habíamos emigrado, algunos por razones políticas, otros por razones económicas y otros escapand...